“Hoy no sos si no producí­s un conflicto público urbano”

El Dr. Alejandro Nató disertó en la Facultad de Ciencias Sociales sobre conflictividad social. 

                                                  

El encuentro se dio con el fin de evitar conflictos sociales con violencia. Y poder determinar qué instrumentos de acción existen para que los conflictos, propios de toda sociedad, pueden resolverse a partir del diálogo. Se abordaron varios temas locales. “Olavarrí­a tiene un desarrollo vanguardista en relación con otras ciudades y su modo de resolver conflictos. No todo se puede resolver a través del diálogo, pero es una instancia de participación. Y una democracia participativa requiere de ciertos instrumentos, de darle lugar a la sociedad para que se pueda encontrar, para que tengan voz los que no tienen voz y que haya un reconocimiento de esas voces”.

Lo asegura el Dr. Alejandro Nató, quien llegó a Olavarrí­a para dar una charla en la Facultad de Ciencias Sociales de la Unicén (Facso) sobre “Conflictividad social compleja. Construcción de capacidad de acción”, organizada por el Grupo de Estudios Socioculturales del Conflicto (GESC) perteneciente a la facultad.
La charla contó con la participación del decano de la Facso, Dr. Rafael Curtoni; y el director del GESC y de la carrera de Antropologí­a Social, Dr. Juan Pablo Matta. Además, estuvieron presentes referentes de la Defensorí­a General Departamental; estudiantes del Programa Municipal Abriendo Ventanas; la directora de la Oficina Municipal de Relaciones Vecinales y Defensa del Consumidor; representante de Afsca (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual); estudiantes de la Facso; y público en general.
En un primer momento, el encuentro comenzó con la exposición de Alejandro Nató sobre la conflictividad social y las alternativas que se pueden generar desde diferentes espacios de la sociedad. En este sentido, planteó la idea de que “estamos inmersos dentro de una sociedad globalizada en proceso de individualización, la cual posee pautas de consumo que nos incluye a todos, donde cada uno piensa en el bienestar personal y no colectivo”.
A raí­z de ello, el Dr. Nató expresó: “En la democracia actual se piensa más en la coexistencia con el otro que en la convivencia, el actor social puja para lograr un posicionamiento en la búsqueda de la visibilidad para un reconocimiento, pero es una visibilidad en clave de conflicto. Hoy no sos si no producí­s un conflicto público urbano que permita recuperar esa visibilidad que te da un lugar. Para poder ser tenés que desplazar agenda de los medios de comunicación, que son las agendas del poder. En donde los que publicitan en esos medios y el Gobierno tienen más poder que los actores sociales. Entonces el actor social para lograr visibilidad tiene que producir un acontecimiento con cierto grado de violencia”.
La idea fue trabajar con distintos actores sociales que han generado conflictos en espacios públicos “para que ellos mismos reconozcan sus propios conflictos y que vean desde sus instrumentos de acción, con esta visión constructiva y colaborativa de conflictos, qué se puede hacer para poder evitar escaladas violentas. No buscamos apagar los conflictos, que forman parte de la vida social, pero sí­ darles un cauce no violento”.

¿Qué sucede cuando hay intereses económicos fuertes que impiden ese reclamo, cómo hacer para que los vecinos no se cansen y que el reclamo llegue sin violencia? El Dr. Nató fue contundente: “Trabajamos no para condicionar modalidades de acción, sino para potenciarlas hacia camino no violentos. En los reclamos, cada uno sabe cómo asignar valor. Buscamos ver cómo se posiciona cada uno, qué busca y qué tipo de viabilidad de acción tiene cada uno”.
Según Nató, lo que se pretende desde la mediación en los conflictos es “trabajar para poder atemperar, aminorar y erradicar la violencia, no para desaparecer los conflictos lo cual serí­a muy perverso, porque no se puede pensar una sociedad sin conflictos”.
Al mismo tiempo, el especialista admitió que “hoy la puja es por la conquista de un lugar de reconocimiento” y reconoció a las redes sociales como un espacio convocante de diferentes reclamos sociales. “A veces el reclamo nace en una red social y se genera una movilización”. Lo importante es que los resultados son positivos, “siempre que cada uno pueda reconocer cuales son tus posibilidades”. 
En la segunda parte del encuentro se organizó a los asistentes en tres grandes grupos donde se debatió sobre diferentes conflictos de la ciudad de Olavarrí­a y en donde cada de los grupos pudo dar su visión sobre la resolución de esos conflictos expuestos, identificando los actores participantes y cuáles eran las relaciones de poder que se reflejaban.
Los conflictos que surgieron en los grupos giraron en torno a tres ejes locales: transporte público, explotación de Cerro Largo y licencias de radios comerciales. Por último, y a modo de cierre, el Dr. Nató propuso que se elija un problemática local entre todos así­ poder debatirlo en conjunto y analizarlos desde una perspectiva de resolución de conflicto.

Publicado por: Diario Popular (República Argentina) el 9 de septiembre del 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.